http://ecurie8.org/?svavilja=rencontre-%C3%A0-l%C3%A9vis&e2f=41 La primera cosa que aprendí de niño fue mi propio nombre.

chat para conocer gente de tenerife Con este proyecto indago, en nombre propio, el origen del nombre que me fue dado y que evoca el carácter emancipador del Indígena Mapuche que lucho por la independencia en la época del descubrimiento y del coloniaje en America Latina. “Autorretrato“, es la voz que no estamos escuchando. Mi presencia se desplaza al fuera de campo de este plano secuencia de la boca -de mi madre- en una suerte de lectura de labios. El oído se agudiza y busca impaciente la huella histórica y esencial de la relación que vincula el verdadero ser con el verbo (la acción) y con su propio nombre (autorretrato). El nombre que estoy siendo pone en juego el origen de cada uno de nosotros bajo el nombre en un momento pasado, “la-infancia” -en la fórmula latina del niño, de quien no habla, del mudo-, y que en juego cacofónico nos sitúa en el rostro.

http://salamandra-vet.pl/?plasmamerez=nowy-singiel-eweliny-lisowskiej&d28=54 Se trata de tomas directas, en una secuencia correlativa de una acción sonora en un rollo de película.