La exposición “VISIBILIZACIÓN. Investigaciones de alumnos” muestra la obra reciente de exalumnos del Máster en Fotografía, Arte y Técnica de la Universitat Politècnica de València. Presentan parte de sus proyectos finales de máster, o de proyectos de investigación realizados desde el ámbito académico.
¿Qué tipo de percepción resulta de la actividad de aquel sujeto cuya ocupación consiste precisamente en percibir, en ver y hacer ver? Es la pregunta que formula Nelly Schnaith en su libro “Lo visible y lo invisible en la imagen fotográfica”, y está es la cuestión que cada uno de los artistas que participan en esta muestra han estado interrogándose previamente a la obra misma.
Las imágenes expuestas dan visibilidad a unos sucesos, a unos paisajes, a unas vivencias que durante un tiempo han estado sujetos a la ocultación o no han evidenciado su estatus, o muestran una lectura con una nueva mirada alrededor del entorno próximo vivencial o espacial. Se intentan analizar realidades desde la observación e investigación.

 

El proyecto “ChatPlayer” de Meritxell Ahicart expone imágenes que han sido extraídas de una plataforma de chat online donde la autora recibía remuneración por chatear adoptando la identidad de perfiles ficticios con el pretexto de que hombres pudieran conocer mujeres y satisfacer sus fantasías. A cambio de unos céntimos, las mujeres que trabajan en dicha plataforma reciben la directriz de responder cada mensaje aleatorio que emerge en la plataforma.
Marta F. Gimeno con “ERROR DE ARCHIVO” nos muestra partiendo de localizaciones ligadas a su propio árbol genealógico, los vestigios de un mundo rural situado en España tras la guerra civil y la instauración del franquismo. Su proyecto persigue las raíces y las herencias de una generación pasada a través del cuestionamiento de la imagen y del archivo en la web 2.0.
La serie «Geografies del terror: Llei de Fugues als Ports-Maestrat» de Lluis Ibañez investiga sobre la ley de fugas, la cual fue, sin estar reflejada en el Código Penal español un método paralegal que, principalmente durante el pasado siglo, utilizó, entre otros, la Guardia Civil para deshacerse de prisioneros. Aunque su época de mayor uso fue durante los años veinte, a raíz de los enfrentamientos entre anarquistas y patronal, durante el “período maquis” fue recuperado su uso.

La obra de Javier Sánchez “Una cicatriz de balastro y polvo”, es un proyecto que muestra las relaciones de separación y conexión de los 204 kilómetros de recorrido que supuso la vía minera desde Ojos Negros a Sagunto, y cómo cambió este territorio de una manera irreversible. Un impacto que también fue económico y social: el cambio de titularidad y de uso de las tierras agrícolas expropiadas, afectó directamente a sus condiciones de producción al transferirse a un único capital industrial.

Y por último, Fernando Rosa nos muestra “Paisaje Construido”, una serie de fotografías que aglutina lugares institucionales de recreación familiar. Nos acerca a la sociedad del consumo a través de los espacios de divulgación de la naturaleza y el medio ambiente; puesto que estos son lugares creados a través de escenografías y materia real para recrear la propia identidad natural.

 

Laura Hernández Peñalver
Comisaria de la exposición “Visibilización. Investigaciones de alumnos del Máster en Fotografía de la UPV”. Del 12 al 28 de septiembre en Octubre Centre de Cultura Contemporània.