Esta exposición de LABi 02 trata los conflictos que descienden de políticas violentas y los desplazamientos que estas causan en nombre del desarrollo son el origen de los dos proyectos que conforman la muestra. La transformación del territorio, la memoria y la investigación de campo son el motor de estos trabajos que visibilizan dos luchas que, con un océano de por medio, tienen mucho en común.

Anaïs Florin con su proyecto L’Horta, ni oblit ni perdó aborda el tema de la destrucción de la Huerta valenciana desde la intervención de vallas publicitarias o de obra en cuatro puntos periféricos de la ciudad, Benimaclet, La Punta, Castellar-L’Oliveral y Campanar. A lo largo de cinco décadas la Valencia agrícola ha sufrido la destrucción de su patrimonio natural, histórico, arquitectónico y cultural y, por tanto, la expulsión de la población que habita este enclave mediante la implantación de políticas agresivas y la planificación de infraestructuras especulativas. Anaïs Florin activa la memoria de estos lugares a través de intervenciones artísticas, generando un debate e invitando a la reflexión y concienciación.

Por su parte, Francisco Navarrete con su proyecto Tu materia es la confluencia de todas las cosas construye un relato visual sobre la erradicación de los campesinos que habitaban las zonas de Invernada y San Dionisio (Chile), donde cerca de 800 personas fueron desplazadas por la construcción del complejo hidroeléctrico Colbún-Machicura. Mediante un proceso de observación e indagación por este espacio y el trato con las personas que lo habitaban, Francisco Navarrete propone una lectura poética y circular a través de cartografías, imágenes y testimonios en los que tomando como germen el significado de Machicura en mapudungún (“Piedra de mujer espíritu, sanadora, curadora, reveladora”) establece perspicaces relaciones entre el desplazamiento, el cuerpo y el agua.

La actividad tuvo lugar en el marco de LABi 02, coordinado por Paloma Sagüez, Clara Broseta y Rodolfo Muñoz.